7:57
0
Desde que fue posible nos hemos apoyado en la tecnología para hacer de nuestros vehículos una realidad a partir de imágenes, sueños, ideas incluso locuras, pero la tecnología está abarcando cada vez más partes importantes de los autos, esto comienza a afectar en lugar de proveer de facilidad de manejo. 

Cuando iniciaron los avances en la tecnología automotriz, lo beneficios fueron enormes, apoyándonos con odómetros, medidores de combustibles, luces de diversos tipos, seguros para las puertas, sistemas de seguridad e incluso para su época radio o lector de cintas, beneficios importantes, que nos alertaban de las necesidades básicas e importantes, pero en la actualidad esas “maravillas” están pasando a ser obsoletas. 

Hay que admitir que una gran fracción de la población no utiliza todos los comandos que su panel de control ofrece, muchos porque no les parece necesario, útil o simplemente no sabe cómo se usa, entonces ¿qué podemos esperar ahora, que estamos encargándole tareas a teléfonos inteligentes o tablets para controlar operaciones menores dentro del auto? 

Actualmente la tecnología se metiendo en todas y cada una de las partes de los vehículos, con los Frenos ABS, sensores de proximidad, pantallas digitales, programaciones automáticas, apoyo de estacionamiento, entre muchas otros avances, pero, ¿realmente son necesarios? Muchos dirán que sí, pero otros quizá coincidan en que estamos perdiendo la verdadera noción del manejo, estamos transformando al clásico proceso de conducción por un control tipo videojuego, en el que incluso dejamos decisiones importantes al vehículo. 

Las computadoras y sistemas electrónicos que ahora tienen los vehículos son importantes y tienen características que son de gran apoyo; Una computadora no se cansa, en contraparte del humano, que después de un tiempo en estado de concentración este puede tomar decisiones erróneas, otro punto es que una computadora se apoya en sensores, estándares, y variables con lo que puede realizar una tarea con mayor precisión. 

Pero seguramente estarás de acuerdo, que el conducir siempre dependerá de la mejor maquina: El humano, quien tomará las mejores decisión respecto a dónde dirigirse y que opciones tomar, sobre todo si estas son de riesgo, el conductor siempre verá por su seguridad ante la seguridad del vehículo, sobre todo si su familia se encuentra en los asientos traseros, ¿Tú qué opinas?

Sigue por E´mail