8:12
0
El único original y más precioso Lambor, sin lugar a duda, es demasiado auto para los máximo dos personas que subirán en el, ¿quién no quisiera tener uno como este?

Y me perfilo desde el asiento del conductor e imagino cómo se vería ese imponente cofre, la defensa muy prolongada y baja, los bajos en simetría exacta y mirada amenazante, el metal brillando contra los rayos del sol mientras el viento golpea contra el parabrisas a mas de 350 km/hr, y es que hasta poeta te vuelves con uno de estos seguramente.
Y no podemos dejar atrás a los demás Lambor pero este realmente es un deportivo muy atractivo, cabe mencionar que el anterior modelo aventador; que no era convertible y el Reventón también provocaron revuelo, y es que al parecer tienen buenas y nuevas ideas para los autos de la compañía.

Los picos que resaltan en su frente son suficientes para partir obtaculos por su diseño en filo, las ruedas no salen por los costados por lo que reducen fricción, apenas esta 10 cm sobre el suelo y tiene una estructura ligera que permite que el motor mueva a todo el auto a una velocidad increíble, su peso es liviano, fabricado en fibra de carbono, y sus líneas permiten que el aire fluya a través de él, sin ninguna complicación, posiblemente me intriga como se vería la parte trasera por esos diminutos espejos retrovisores.
--- --- ---
José Carlos Garrido Hernández

0 comentarios:

Publicar un comentario

Solo comentarios coherentes, de lo contrario, será bloqueado tu usuario.

Sigue por E´mail