15:40
0
Por: José Carlos Garrido
Miras al cielo y lo vez azul, todo el mundo afirma que es de ese color, pero ¿quién te impide verlo rojo?, tu eres dueño de tu imaginación y de tus opiniones, nadie puede alterar lo que tú mismo deseas para ti. 
 
Quien acepta la realidad como es, no tiene autoridad, quien no la acepta no tiene credibilidad, pero, ¿por qué encajar en un mundo tan monótono?, en este mundo pueden los peces volar y las aves navegar por bajo el agua, nada tiene que ser como los demás exijan. 
 
Un ave lucha contra el viento, pero al final termina por llegar a donde ella quiere, se enfrenta a una fuerza que le está costando energía, sufrimiento y críticas, pero aun así, su decisión se mantuvo firme y como premio a obtenido el dulce jugo de la satisfacción. 
 
Hoy es el día en que puedes cambiar lo que lo demás marcan imposible, es el día en que todo puede pasar, para mañana todo lo que hagas hoy será pasado, y a menos que tú te esfuerces obtendrás de ello un buen recuerdo. 
 
Las cosas permanentes cuestan, la tarifa del éxito siempre será costosa, y para ello deberás romper todos los bloques que te impiden avanzar, tendrás que enfrentar temores como alegrías, y discutir contra aquellos que amas. 
 
La clave del éxito está en la constancia, la voluntad, la autoridad y el respeto, tú eres dueño de ti mismo, eres el único quien te puedes exigir, todas las victorias serán para tu propio goce, y tendrás a tus pies el mundo entero que deseas. 
 
Las decisiones son tuyas, y no tienes que lograr que los demás lo crean, tienes que lograr que ellos vean que tu cielo es rojo.

Sigue por E´mail