5:48
0
Gracias a aquellos que me preguntaron por la continuidad de estos artículos, saludos

Escurren las gotas de sudor por tu cara y las quitas, maldición! vuelven a aparecer, tomas un refresco bien frio, y sigues goteando, te pones en el ventilador y aun así no paras de sudar, ¿a qué se debe esto? 
En un día normal nuestro cuerpo puede sudar por distintos factores, por calor, enfermedad, polvo, nervios, miedo, incluso por sensaciones de liberación como las ganas de ir al baño, y es que es una reacción de ayuda para que nuestro cuerpo no sufra daños irreversibles o que nos lleven a una complicación más severa. En un día soleado, las condiciones de viento sean secas o húmedas dan una temperatura más elevada que la acostumbrada en nuestra piel, (o sea 34 °c aproximadamente), debido a esto los sensores nerviosos indican que se está sometiendo a una resistencia mayor a la soportada, para esto recurre a un sistema de regulación de temperatura, basado en leyes termodinámicas, el equilibrio térmico de dos cuerpos, por esto ejecuta un plan de balanceo con agua, libera la cantidad necesaria en las áreas que presentan mayor urgencia por su elevada temperatura, consideradas generalmente como pecho, espalda, cara, axilas, etc. Entre muchas otras. 
Como por ejemplo los detectores de incendio, colocados en los techos de hospitales y escuelas, son sensores que al haber un aumento gradual de temperatura se activan abriendo válvulashidráulicas, exactamente lo mismo, de esta manera evitan muchos incendios, pero, ¿Qué hacemos nosotros?, inmediatamente de activada la ayuda hacemos lo imposible por retirar eso que consideramos sucio; el sudor, sabiendo que es la manera en que el cuerpo nos dice “hey, te estoy regulando para que no te sobrecalientes”. Pero es muy difícil que alguien ande por la calle con el sudor en la cara escurriendo, sin embargo de ser así, nuestra piel, en específico la dermis que es donde se encuentran los sensores nerviosos (neuronas), darían la instrucción de que se ha logrado el objetivo cerrando nuevamente los poros y no seguiríamos sudando, pruébalo en alguna ocasión, si gustas solo, no será necesario gastar y gastar papel para retirarte el sudor y lo mejor de todo dejaras de sentir calor. También hay otra manera, digamos contraria al efecto del sudor, esta es; la que se presenta con el frio, para este caso no se presenta ningún tipo de fluido ya que esto solo incrementaría la sensación de humedad, sin embargo se aplica otro principio físico; la fricción, se dice que dos cuerpo en constante roce crean una fricción, por lo tanto un roce, un desgaste y lo más importante; liberacion de energía en forma de calor. Por eso nuestro cuerpo recibe millones de contracción durante sensaciones bruscas de baja temperatura, creando una casi imperceptible cantidad de calor, por fricción entre células, que forman los tejidos, a este efecto lo conocemos como titiriteo, o titiritar, ha verdad. 
Una forma sencilla de reducir, los efectos del frio, y el calor, es invertir la forma en que aceptamos esto, es decir tratar de manera interna incrementar la temperatura en temporada calurosa, y reducir el calor en temporada fría, suena muy loco, pero funciona, veras como no sientes frio, mientras comes un helado a 16°c ambiente, o como dejas de sudar cuando el clima marca 40°c cuando disfrutas de un cafecito caliente, y es que solo necesitamos entender a nuestro cuerpo porque aunque sean diminutos, son gritos del cuerpo humano. 
-- --- --- 
José Carlos Garrido Hernández

0 comentarios:

Publicar un comentario

Solo comentarios coherentes, de lo contrario, será bloqueado tu usuario.

Sigue por E´mail