10:38
0
Cada vez la competencia entre maquina y humanos se torna más equilibrada, hablamos en una equivalencia humanos 9 – 1 supermaquinas sarcásticamente.

Y bueno ya hasta en el nombre lo llevan tal el caso de los Smartphone o “Teléfonos Inteligentes”, estos que ya son caracterizados por la oportunidad de manejar multitareas, así como permitir la conexión a internet. Y si, realmente con aplicaciones como GPS, pueden sacarte de un apuro en el que tú mismo posiblemente no podrías, (Cabe mencionar que solo el 3% de los usuarios sabe utilizar el GPS de su Smartphone), o con ayuda de consultas de algún dato en internet, pero realmente son tan inteligentes como su nombre lo presume?

Y es sencillo navegar en ellos, su características los posicionan como microcomputadoras, ya que algunos ya poseen habilidades de doble núcleo en procesadores, convertirse en módems alámbricos o inalámbricos o conexiones directas con pantallas o proyectores, pero que pasa cuando saturas su memoria RAM?, lo has intentado?, bueno si posees un Smartphone, abre todas las aplicaciones que te sea posible, y después de esto trata de escribir un mensaje, bueno, tu teclado resultará inútil por las otras tareas que está ejecutando, y por supuesto los más avanzados lograran soportar muchas aplicaciones, pero terminarán por colapsar.
También podemos mencionar que nosotros como SmartHuman, también tenemos un límite, por ejemplo, hablamos también de nuestras diferencias de RAM, pero por ejemplo, hemos visto a bebes que juegan mientras beben su mamila, y están atentos a cualquier otra acción que realice su madre, sin embargo hay situaciones que reducen nuestra capacidad de multitarea, por ejemplo la embriaguez o desorientación.

Una persona sobria puede someterse al límite de su procesamiento cuando por ejemplo, maneja y habla por teléfono, porque esto significa que su concentración tendrá que ser reducida en partes desproporcionales respecto a lo mas primordial, explico; si está en reposo el auto se concentrará en la llamada y las preguntas que le realicen, y si el auto avanza se concentrará más en la operaciones de conducción, además de muchos factores adyacentes como reglas de transito, cuidado de niños en caso de que los traiga, controles de manejo, incluso la manera y la mano con que tomará el teléfono. He aquí que está carga de concentración sea uno de los mayores porcentaje de accidentes de tránsito.

Sin embargo, una persona en la oficina puede realizar tareas infinitas, con tal concentración sin límite que puede ejecutar incluso sin seguir un patrón o por “costumbre” como es llamado, son operaciones automáticas, que se realizan en tiempo y forma, además de tener la oportunidad de ampliar nuestra RAM, cuando está se siente saturada, quién no ha escuchado: Voy por un Cafecito para despertar (concentrarse), y esto podría traducirse como ampliaré mi procesador, capacidad que los SmartPhone no pueden, están lejos de acercarse a nosotros, somos una supermaquina inigualable.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Solo comentarios coherentes, de lo contrario, será bloqueado tu usuario.

Sigue por E´mail