10:11
0
Y después de mucho tiempo de nuevo a escribir, y es que no es para menos, no pude resistir hacer mi crítica sobre este fenómeno, y bueno realmente no tiene nada que criticar.
Su nombre es Honda NSX, por una división de Acura, lleva el modelo en ambas marcas y el emblema de Acura.

Y es que solo verlo deleita las pupilas, es uno de esos superdeportivos, de los del tipo futurista claros vistos en modelos como el BMW visión concept, o el R8 de Audi, que enganchan la vista a primera impresión.
Su modelo basado en la común plataforma aerodinámica de un superdeportivo potente y voluminoso, con líneas marcadas sobre los costados y frente. Sin lugar a duda lo que más llama la atención son sus faros, totalmente diseñado en una estructura simétrica de faros semejantes, formando la clásica estela de faros lanza, el sistema de ventilación y defensa están enfocados claramente en los que distinguen a Acura, y los discretos vidrios laterales polarizados, causan la intriga del interior.
Sus faros traseros en LED rojo y unido por una Barra lo hacen realmente agresivo, y con una ligera inclinación, logra hacerlo aun mucho mas llamativo.

Con un motor V6, y con tracción en cuatro ruedas, permite coronar a este auto como uno de los superdeportivos más llamativos del salón del automóvil.
No queda más que mencionar que su pose, superior lateral muestra una clara semejanza con el mencionado R8, a mi parecer, este auto lo ha dejado atrás, punto para Honda- Acura
--- --- ---
José Carlos Garrido Hernández

0 comentarios:

Publicar un comentario

Solo comentarios coherentes, de lo contrario, será bloqueado tu usuario.

Sigue por E´mail