19:06
0
Al referirnos a este término nos llega el sinónimo de miedo o temor, sin embargo no implica este único sentimiento de repulsión, puede extenderse aún más a problemas de conducta aleatoria o reacciones inexplicables para el mismo sujeto. 

Si bien es normal que todos tengamos fobias debido a traumas infantiles, o simples reflejos humanos, llevar al extremo situaciones de convivencia totalmente ordinarias hasta un nivel intolerable es el problema que ya podemos denominar fobia. 

Las fobias son un trastorno de ansiedad que produce el organismo hacia algún objeto, sustancia, efecto, sujeto, acción, recuerdo, proceso, e infinidad de cosas, de aquí que la variedad de fobias se extienda hasta algunos casos extraordinarios. 

En un análisis simple podemos deducir las fobias más comunes, la Aracnofobia (Temor a Arañas), Fobia Social (temor a exponerse a la sociedad), Aerofobia (Volar en Avión), Claustrofobia (temor a verse atrapado en un espacio reducido), Acrofobia (miedo a la altura) Tanatofobia (miedo a la muerte) o Brontofobia relacionado principalmente con los niños y caracterizado por el miedo a las tormentas por causa de los rayos o truenos, solo por mencionar algunos. 

El tratamiento para las fobias es único y exclusivamente terapéutico debido a que el problema tiene una raíz emocional, sin embargo, si este problema no es tratado de la manera correcta puede desembocar en reacciones contrarias o incremento del problema en el sujeto y su fobia. 

No podríamos dejar el tema sin mencionar aquellos casos extraordinarios de fobias extrañas, tomadas por personas con algún problema psicológico que terminan por convertir a estar personas en personas realmente excéntricas. 
Algunas de estas fobias más raras son: 

Cromofobia: Las personas con esta fobia temer a los colores o a algunos de ellos 
Somnifobia: Los pacientes sienten miedo a dormir, pues lo consideran peligroso 
Papirofobia: Es un temor irracional ante el papel 
Efebofobia: sienten un temor y amenaza ante la proximidad de personas jovenes 
Eisoptrofobia. Los enfermos sufren un temor hacia los espejos o toda superficie reflejante

Pero si estos casos te parecen extraordinarios o difíciles de concebir en una persona, a mi parecer el más extremo es la Fobofobia: el irracional “miedo a tener miedo”, demostrando con esto que el poder de la mente no tiene límites, pero que si puede llegar a limitar a un individuo.
--- --- ---
José Carlos Garrido Hernández

0 comentarios:

Publicar un comentario

Solo comentarios coherentes, de lo contrario, será bloqueado tu usuario.

Sigue por E´mail